PREMURA PASIONAL

Enamorados de un cuerpo, solemos enfermar también de premura pasional: se despierta en nosotros un constante deseo de besar, abrazar, sentir la cercanía del otro. No concebimos una entrevista en la que simplemente platiquemos o convivamos, pues la razón principal (y única) de estar al lado de ese extraordinario cuerpo es encender las sensaciones del nuestro.

Aquí en un altísimo porcentaje, se presenta lo que es el desenfreno sexual……(lascivia,) que delante de los ojos de Dios es pecado y ante la humanidad decente es considerado como deshonroso.

¿Por qué?:

1. No hay temor de Dios.

2. No hay respeto por mi mismo.

3. No hay respeto por el otro.

4. No importa causarle daño al otro y los suyos.

En pocas palabras lo único que se busca es placer sexual sin ningún compromiso y responsabilidad, trayendo graves consecuencias tales como: enfermedades de transmisión sexual (el sida….), embarazos indeseados que produce otra consecuencia como el aborto o infanticidio.

TIPOS DE NOVIAZGOS

1. Noviazgos Destructivos

Cuando alguien no desea estudiar o trabajar lo suficiente, cuando no se quiere comprometer de lleno con el Dios Todo Poderoso ni desea que la otra persona lo haga, cuando no le interesa hacer deporte con disciplina ni tiene el valor para enfrentar retos importantes, buscará novio o novia y se “aplastará” a su lado evadiendo sus responsabilidades convirtiéndose en un obstáculo.

Los noviazgos destructivos asfixian, acosan, restan movilidad, tiempo, libertad. Obstruyen y dificultan estudios, trabajo, objetivos y proyectos grandes, contaminan las relaciones familiares y amistades. En pocas palabras es un NOVIAZGO ENFERMIZO

Un novio destructivo, por ejemplo, no escribirá cartas a su novia, querrá acompañarla a todos lados, sufre solo con el hecho de dejarla sola, estará constantemente tratando de experimentar con ella besos y caricias profundos, buscará sólo el lado sexual de la relación, le hablará por teléfono a todas horas, querrá verla desde temprano y procurará despedirse ya entrada la noche; además, mostrará celos, amenazas y manipulación. Es un noviazgo en el cual no hay respeto y mucho menos confianza en el otro.

Un noviazgo destructivo no tiene reglas, se interpone en el progreso individual, desmotiva, crea conflictos emocionales y quita la paz interior. Es un noviazgo dañino.

2. Noviazgos Constructivos

En el noviazgo constructivo hay trato afectivo y caricias, pero no se basa en el amor de los cuerpos; por lo tanto, no sufre la enfermedad de idealización ni de premura pasional.

El noviazgo constructivo se caracteriza por el crecimiento espiritual y ayuda recíproca, brindando, a la vez, suficiente tiempo y espacio libre para la individualidad de ambos. En él, los jóvenes se frecuentan moderadamente, se escriben cartas, se reservan detalles románticos, se comunican a nivel profundo, se sienten entusiasmados, alegres y motivados por la relación. Aquí hay mucho amor y temor hacia Dios, se preocupan por su salvación y su santidad.

Este noviazgo el típico de Cristianos Verdaderamente Santos, en ningún momento quieren pecar con su relación.

Lo más importante, en los novios constructivos, es que hablan claro y saben establecer reglas y propósitos. Dejan por fijado, de mutuo acuerdo, algunos aspectos como:

1. El cumplimiento y responsabilidad para con Dios y la Iglesia, estudio y trabajo.

2. Los horarios y días para verse.

3. Las metas individuales y de pareja.

4. Las formas de demostrarse confianza.

5. Las actitudes de ayuda y apoyo.

6. Hasta dónde llegar en cuestión de caricias…

Ambos se disciplinan y se ayudan a mantener las reglas. Cuando uno falla, el otro está en pie, y viceversa.

Un noviazgo constructivo tiene reglas, ayuda al progreso individual, motiva a crecer y proporciona paz interior.

Amado hermano:

¿Estás enamorado?, ¿Estás buscando a alguien especial con quien compartir tu vida?, ¿Ya tienes novio(a)?, ¿Eres feliz con la persona que tienes a tu lado?, ¿Quieres mejorar tu noviazgo?,

¿Tu quieres hacer la voluntad de Dios?

¿Quieres que Dios te use grandemente?

¿Quieres que Dios te de un ministerio?

¿Le has preguntado a Dios si te quiere soltero(a)?

¿El (la) novio(a) que tienes es voluntad de Dios?

¿Tienes tu novio(a) a escondidas?.

¿Quién de ustedes desea casarse?, ¿por qué?, ¿por satisfacción sexual o por qué?, ¿por no pecar porque te estás quemando?

Mucho cuidado que satanás está casando hermanos en la iglesia en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Primero pregúntese por qué desea tener novio(a), luego pídala (Mt 7.7-8)

Tener novio a escondidas es darle campo al diablo. La Biblia dice que el que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado (St. 4.17).

Tener novio(a) no es pecado, pero ocultarlo sí lo es; porque no hay una buena intención si se mantiene oculto.

La Biblia en ningún momento lo prohíbe: Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. (Gn. 2.18)

No queda nada bien amoríos a escondidas, porque lo único que están dando es mal testimonio y se entra a juzgar a la Iglesia por parte de los inconversos.

Hable con su pastor o pastora con toda honestidad, ellos te guiarán; los buenos y santos consejos que te den te evitarán grandes dolores de cabeza, y lo más importante, que estos consejos te servirán para tener una relación de pareja conforme a la voluntad de Dios. Habla también con tus suegros, se Luz delante de ellos si no son cristianos. Y si lo son demuéstrales que tú también eres hijo del Santísimo, que lo amas y eres temeroso de Él.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*