EL JOVEN COMO TEMPLO DEL DIOS VIVIENTE

EL JOVEN COMO TEMPLO DEL DIOS VIVIENTE

LOS MUCHACHOS SE FATIGAN Y SE CANSAN, LOS JÓVENES FLAQUEAN Y CAEN; PERO LOS QUE ESPERAN A JEHOVÁ TENDRÁN NUEVAS FUERZAS; LEVANTARÁN ALAS COMO LAS ÁGUILAS; CORRERÁN, Y NO SE CANSARÁN; CAMINARÁN, Y NO SE FATIGARÁN.
Is 40.30-31

EL JOVEN COMO TEMPLO DEL DIOS VIVIENTE
(El Noviazgo)

Oremos:…

Introducción

La Palabra de Dios le recomienda al joven que ninguno tenga en poco su juventud, que sea una persona ALEGRE, VIVA, PROGRESIVA, que sea EJEMPLO de toda buena obra ante los demás, que goce al máximo de su juventud.

El joven que le sirve a Dios es de gran estima y orgullo para el Todo Poderoso (cuantos creen que Dios está orgulloso de usted?? ). El padre se enorgullece de su hijo cuando éste es de buen comportamiento y hace su voluntad (Lucas 2:33)

El hijo sabio alegra al padre, Pero el hijo necio es tristeza de su madre. (Pr. 10.1)

Ahora, ¿cuando un muchacho es sabio?.

Cuando le teme a Dios (El principio de la Sabiduría es el Temor a Jehová )

El hombre que ama la sabiduría alegra a su padre; mas el que frecuenta rameras perderá los bienes (Pr.29.3, 15.20, 17.25)

En ningún momento la Biblia pretende que el joven no se divierta, que no goce de su juventud, de su fortaleza juvenil, que no comparta con sus amigos. Ello lo podemos encontrar en el libro de Eclesiastés 11.9-10, 12.1

9Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.

Lo que Dios quiere es que todos los hombres lleguen al arrepentimiento (2. P. 3.9) y a la santidad (1 Ts 4.3) para así encontrar la salvación, la vida. (buscadme y viviréis. Amós 5.4) porque sin santidad nadie verá a l Señor (Heb 12.14)

La Santa Palabra de Dios le dice al joven:

Ecl. 11.10

10Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.

Vanidad: En el Antiguo Testamento es la traducción de una palabra que da la idea de vacío, «lo que no es», lo falso, lo irreal (Sal 41.6). En Sal 4.2 y Hab 2.13 tiene el sentido de lo que ha de acabar en fracaso. Finalmente, en Is 40.17, 23; 44.9 equivale a confusión, como la que caracteriza a los hacedores de ídolos.

En el Nuevo Testamento «vano» (en griego, kenoŒs) tiene el sentido de «vacío», como en 1 Co 15.10, 14, 58, haciendo hincapié en la ausencia de una cualidad esencial, o en lo que es «sin valor» o «sin resultado» (en griego, maŒtaios) como en 1 Co 3.20; Tit 3.9; 1 P 1.18, por lo que las cosas vanas tienen que rechazarse. El adjetivo denota lo que merece el repudio más absoluto.
y…

Eclesiastés 12.1

1Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento.

Encontramos a diario jóvenes que lo que desean es morirse y hasta varios lo han logrado, ellos mismos se suicidan porque no soportan sus problemas, problemas que ellos mismos se han buscado y principalmente por andar en los deleites del mundo y hacer lo que les place. Problemas que son causados por los padres en muchas ocasiones.

Vemos a muchos jóvenes “llenos de vida” (material) gastándola en los vicios, el alcohol, el sexo y cuantas cosas ofrece este mundo de perdición. Y se les habla del evangelio y rechazan esta palabra de Salvación, dicen que están muy jóvenes para ello, muy jóvenes para gastar su vida pegados de la Biblia, que cuando estén mas viejos entonces sí se “meten” al evangelio. Como si el Santo Evangelio de Jesucristo fuera una academia de enseñanza para estar entrando y saliendo cuando se le plazca.

¡EL EVANGELIO DE JESUCRISTO ES PODER DE DIOS PARA SALVACIÓN, POR ELLO NO ME AVERGÜENZO DE SER EVANGÉLICO CRISTIANO PORQUE SOY HIJO ADOPTIVO DEL ALTÍSIMO JEHOVÁ DE LOS EJÉRCITOS! (Ro. 1.16),. y si me avergonzara de serlo, Cristo también se avergonzaría de mí cuando venga en su Gloria (Mr. 8.38). Estoy seguro que hay mas de un joven que le da pena que lo vean en los cultos, que lo vean con el Pastor o con la Biblia, reprende esa pena en el nombre de Cristo y pídele perdón a Dios, porque tu salvación está en peligro.

A Cristo hay que servirle ahora que estamos jóvenes, “vivos, llenos de vida material (y por su misericordia espiritual), porque nos convertimos en pescadores de jóvenes para la Iglesia de Jesús y seremos INSTRUMENTOS ÚTILES EN LAS MANOS DE DIOS. (Tú eres un Instrumento útil en las manos del Santísimo??) Porque a la verdad un anciano es muy poco lo que puede darle al evangelio, porque ya sus fuerzas van en decadencia, en declinación, en retroceso y ya no es capas de caminar mucho tiempo para llevar las buenas nuevas de salvación a un lugar lejano; el anciano se fatiga, se cansa con frecuencia, mientras que el joven es fuerte como un búfalo o buey.

Lectura de la Palabra

2. Cor. 6.14-18, 7.1

Oremos….

Mejor es andar bajo la dirección de Nuestro Señor Jesucristo, Él nos dice:

Mt. 11.29-30

29Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Lm 3.27

Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud. (ESTAR UNIDOS A DIOS POR MEDIO DE CRISTO PARA LLEGAR A LA SALVACIÓN Jn 14.6).

CRISTO ES EL ÚNICO YUGO VERDADERO PARA LLEGAR A LA VIDA ETERNA ES EL PUENTE Y/O LA UNIÓN ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES (1. Tim 2.5)

Yugo: Madero que une dos animales, generalmente ® Bueyes, para el desarrollo de faenas especiales.

Moisés prohibió la unión bajo yugo de animales de diferentes especies (Lv 19.19; Dt 22.10). Pensando en el yugo como símbolo de la unión, Pablo aconseja a los creyentes evitar el yugo nupcial o matrimonio, y toda unión íntima, con incrédulos (2 Co 6.14; cf. Dt 22.10).

Cristo establece que su yugo es fácil (Mt 11.28–30), en comparación con el yugo de la Ley (Gl 5.1) y el pecado (Ro 7.23–25), de los cuales Él nos liberta.

Cuando Pablo dice en este pasaje que no nos unamos en yugo desigual, no se refiere únicamente a la relación de pareja, sino en comunión con los incrédulos, idolatría, en pocas palabras amistad con el mundo, porque el que tales cosas practica se constituye enemigo de Dios. (¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. St. 4.4)

Leamos:

1. Cor 7.1, 1. Cor 7.8-16, 24, 26-28

Los cristianos de Corinto habían escrito a Pablo planteándole diferentes preguntas relacionadas con la vida cristiana, el matrimonio y las relaciones sexuales puesto que estaban rodeados de tentaciones sexuales permanentemente. La ciudad tenía reputación, aun entre los paganos, de inmoralidad sexual y de prostituir la religión.. Los corintios necesitaban instrucciones específicas y eficaces debido a las normas inmorales de su cultura.

La iglesia en Corinto estaba alborotada por la inmoralidad que la circundaba. Algunos convivían en unión libre, otros tenían sus novias sexuales (amantes), otros novias sin compromiso marital. Algunos que estaban en contra de la inmoralidad rechazaban tanto el sexo como el matrimonio. Los cristianos corintios se preguntaban si deberían hacer lo mismo, de modo que le plantearon a Pablo varias preguntas. «Debido a que el sexo es pervertido, ¿no debiéramos abstenernos también del matrimonio?» «Si mi esposa no es salva, ¿debiera buscar el divorcio?» «Las personas solteras y las viudas, ¿no deben casarse?» Pablo contestó muchas de esas preguntas diciendo: «Por ahora, manténganse como están. Reciban con agrado la situación en la que Dios los ha puesto. No busquen casarse o quedarse solteros. Vivan la voluntad de Dios cada día y Él les mostrará lo que deban hacer».

Espiritualmente, cuando nos convertimos en cristianos, nuestros cuerpos pertenecen a Dios ya que Jesucristo nos compró pagando el precio para librarnos del pecado.

Físicamente, nuestros cuerpos pertenecen a nuestros cónyuges, porque Dios diseñó nuestro matrimonio de modo que a través de la unión del esposo y la esposa, los dos lleguen a ser uno (Génesis 2.24).

Tanto el matrimonio como el quedar solo son dones de Dios. Uno no es mejor que el otro, ambos son valiosos para lograr los propósitos de Dios. Es importante, por lo tanto, aceptar la situación actual de uno. Cuando Pablo dice que preferiría que se quedaran como él (por ejemplo, solteros), estaba expresando su deseo de que una mayor cantidad de personas pudiera dedicarse completamente al ministerio sin tener que vivir presionadas por las preocupaciones de los cónyuges y de la familia, como él lo hacía. No estaba criticando al matrimonio; después de todo, es la creación de Dios, es el modo de proveer compañía y poblar la tierra.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*